Tainted Love / Stewart Home

Portada de Tainted Love, de Strwart Home. Bruxismo Editores, 1ª ed. may. 2021. Trad.: Ce Santiago. Prólogo: Javier Calvo
Portada de Tainted Love, de Stewart Home. Bruxismo Editores, 1ª ed. may. 2021. Trad.: Ce Santiago. Prólogo: Javier Calvo.

Para estrenar la semana os traigo la reseña de Tainted Love, de Stewart Home, segunda referencia que publica Bruxismo Editores. La primera fue Un mono marino se ha bebido mi fanta, cuya reseña publiqué en Negra y Mortal (y podéis leer aquí). Me mola la línea que están siguiendo los bruxistas, me ha flipado por muchos motivos, así que seguiré pendiente de las próximas publicaciones que saque el colectivo.

Esta novela está bastante relacionada con Berg, que fue la anterior novela reseñada en Denmeunpapelillo. Por algún motivo, tras leer Berg y conocer algunos detalles de la vida de su autora, imaginé que Ann Quin era Jamie O’Sullivan en una realidad paralela. Me cuadraban: ambas eran mujeres jóvenes, todo lo libres que podían ser, en el ambiente beatnik de Londres de los 60 y 70, y las dos murieron jóvenes. Además, resulta que Stewart Home es admirador de Ann Quin y que las ediciones en castellano de Tainted Love y Berg comparten traductor: Ce Santiago (si bien, en la segunda también traduce Axel Alonso Valle). Definitivamente, ambos libros están interconectados. Me encanta cuando aparecen hilos reales después de haberlo intuido.

¿Quién es Stewart Home?

A decir verdad, este autor era completamente desconocido para mí; ahora, ya no tanto. Stewart Home es londinense, nació en 1962 y es creador un creador polifacético (artista, escritor, cineasta, historiador de arte, etc.); también ha sido un punki y sigue siendo una persona muy comprometida con la política y sociedad. Un tipo de los que incomodan a según quien. En esta entrevista de 2012 [que recomiendo leer] publicada en JotDown dice:

«Cuando miras la cultura pop y la llamada «alta cultura» te das cuenta que ambas interactúan y penetran: una no podría existir sin la otra. Así que, como prefiero la cultura popular a la alta cultura, quiero la abolición de ambas y la creación de una cultura comunista sin jerarquías».

Es un autor muy prolífico, pero solo una pequeña parte de su obra se ha traducido al castellano. Además de la reciente Tainted Love, en 2012 Alpha Decay publicó Memphis Underground (que lleva prólogo de Kiko Amat, así que tendré que conseguirla —a pesar de que está ya descatalogada—). También se han traducido un par de ensayos: Acelerado al máximo y El asalto a la cultura: Corrientes utópicas desde el Letrismo a la Class War (el primero sobre punk rock de forma específica, y el segundo sobre punk y otros movimientos culturales). Vamos, que está claro de qué pie cojea (y por tanto, mola).

Tainted Love, la historia de Jamie O’Sullivan

Tainted Love es la novela que me habría encantado leer en la misma época en que me enchufé las novelas de los beatniks (aunque nunca es tarde si la dicha es buena). Está guay que te muestren ese ambiente a través de los ojos de una mujer, una chavala, moviéndose en ese mundo. Ella es Jamie O’Sullivan, la madre biológica del narrador de esta historia (al cual dio en adopción tras nacer). Este y otros detalles se aclaran al comienzo de la novela, en un magnífico prólogo de Javier Calvo que sirve para ponerte en situación:

«¿Qué es Tainted Love y de dónde viene? Stewart Home presentó Tainted Love, tanto en Internet como en las redes sociales, como una novelización de la vida de su madre, Julia Callan-Thompson (1944-1979), una figura menor de la contracultura londinense de los años sesenta, que hizo «las cosas beatnik y hippie normales».

En esta «novelización», la protagonista llega a Londres siendo muy joven —y con aires de provinciana— para intentarse buscar la vida en el ambiente bohemio. Tras apuntarse a una «escuela para señoritas» donde le enseñan cómo comportarse en sociedad y así poder acercarse a los de la pasta, consigue un curro de modelo en la India. Para cuando vuelve a Londres lo hace galopando (enganchada a la heroína).

A partir de aquí seremos testigos de sus subidas y bajadas, de su maternidad, de los intentos de desintoxicación y de la posterior búsqueda de redención.

Los artistas, la bohemia y sus vicios: la escena underground de los 60.

Tainted love es un retrato (ficticio o no) del ambiente underground de los años 60, no solo de Londres, sino de otros lugares del mundo. Cualquier sitio en el que estén los de siempre.

«La escena underground allá por los sesenta, y en especial a principios de dicha década, era muy reducida. Era fácil conocer a todo el mundo. Una persona llevaba a otra, pero también había encuentros casuales. […] Aparecía la misma gente por todas partes, daba igual que estuvieras en Londres, París, Ibiza o India, siempre estaban ahí contigo».

Tan reducido era el círculo que, obviamente, Jamie tuvo que coincidir con algunos de los que —en medio de esa bohemia lisérgica— consiguieron darse a conocer y pudieron pagarse los vicios con su arte. Este es otro de los atractivos de la novela: la cantidad de personajes conocidos (músicos, escritores o políticos, por ejemplo) que aparecen o se mencionan. Todos ellos adquieren protagonismo de un modo u otro: los Rollin’, Lennon, Pink Floyd o Buñuel; aunque mis preferidas son las apariciones de William S. Burroughs, quizás con quien más se interactúa.

Tainted Love: tenía que acabar mal

Durante la mayor parte de la novela la narradora es la propia protagonista, y será a través de sus ojos como nos acerquemos al ambiente más desparramado a la par que Cooltureta (como diría Moderna de Pueblo) de la época.

«En Londres había movida y lo que nosotros los modernos queríamos de verdad era que nuestras vidas mejoraran con la química».

A estas alturas está claro que Jamie muere joven. Fallece en 1979 y su hijo (Lloyd O’Sullivan), que no la conoció en vida tras ser dado en adopción, recopila sus papeles (escritos, apuntes, entrevistas) y termina contando su historia en 2005. La causa de su muerte no está clara.Jamie intentó escribir su historia y no pudo, así que su hijo Lloyd intenta concretar lo que quedó en un amago de autobiografía y, a la vez, limpiar el nombre de su madre.

«Si alguna vez concluyo este intento de autobiografía, creo que la voy a titular Mi doble vida. Desde que encontré a Gurú Rampa en 1972 he llevado una existencia hipócrita, porque he combinado el esfuerzo espiritual con una vida anterior de la que nunca he logrado escapar. Sigo parcialmente atrapada en el mundo bohemio en el que entré siendo adolescente, de hecho, mi hambre de excesos sexuales y químicos es más intensa que nunca. Intenté escribir un relato de mis aventuras espirituales, pero cuando voy hasta las cejas me resultan demasiado esquivas».

Creo que no hace falta que diga cuánto he disfrutado este libro. Me ha encantado, ojalá lo hubiera leído mucho antes (porque ya habría indagado más en la obra de Stewart Home; ahora tengo deberes pendientes). La protagonista es heroica, el ambiente es bohemio, el contenido del libro es crítico, crudo y directo, y está lleno de anécdotas y referencias guapísimas que entremezclan realidad y ficción. Recomendadísimo.


Algunos fragmentos de Tainted Love

Jamie O’Sullivan

«Lloyd llegó al mundo, pesó sus buenos tres kilos y medio. […] Coger en brazos a mi recién nacido me puso loca de alegría y el entorno me importó un cuerno. Tenía un subidón insuperable, un estado que nunca fui capaz de repetir, daba igual las drogas con las que experimentara en años posteriores».

«A mis padres siempre les escandalizaba la manera en que me gastaba el dinero, ¡pero es que desconocían cuánto ganaba! He conocido la pobreza y he conocido la abundancia, o sea que para mí la riqueza no significa nada. No puedes ganar dinero si estás muerta, así que más vale que te lo gastes cuando lo tienes en el bolsillo».

«Para los hippies, parte del atractivo tanto de India como de la heroína era que suponían una salida de la miseria de la «carrera de ratas»; aunque dicha salida era ilusoria ya que el capitalismo operaba a escala global».

«Dejé Londres en el verano de 1976 y no regresé hasta la primavera de 1977. El tratamiento al que me sometí tuvo éxito, y uno de los efectos secundarios inesperados fue que, mientras estuve en Estados Unidos, dejé de meterme droga. Era algo que no podía durar, y en cuanto volví a Londres me vi poniéndome de anfetas y quedándome sobada por el caballo».

Otros

«R. D. Laing: ¿Tu familia no te interesa?

Jilly O’Sullivan: Yo sólo quiero estar sola, para poder escribir sobre mi cautiverio en el escobero con la radio puesta día y noche, indagando en el modo en que se desarrolló mi relación con aquellos hombres del gobierno.

R. D. Laing: ¿Hombres del gobierno?

Jilly O’Sullivan: Hombres del gobierno, revolucionarios, de la CIA, el ESL, lo que sea».

«Estoy borracho de vida, borracho de diversión, borracho de este nuevo mundo adolescente de acción y ultraviolencia. Estoy borracho de lo cool. Como la víctima que en la hoguera señala a través de las llamas. Soy tan cool que no siento el calor. Soy el Cristo de lo cool. […] Los libros de charlatanes como Samuel Beckett se comentan más que se leen, mientras que mis novelas se leen una y otra vez. Lo hago por los chavales».

«Señor Beatle, lo último que querría usted es que lo confundieran con una cucaracha y sin embargo va cuesta abajo por un zigzagueante sendero debido a su experimentación descontrolada con las drogas psicodélicas. Come ácido como si fuesen gominolas, toma varias dosis diarias, lo deja en un subidón permanente sin dar a su cerebro la oportunidad de recuperarse. Esta es una droga mental, y si bien expande la conciencia, al mismo tiempo corres el riesgo de achicharrarte la cabeza. […] Señor Beatle, se lo ruego, acepte mi receta de heroína porque es lo único que le salvará la mente y que, por tanto, le asegurará que la posteridad pueda disfrutar de toda la panoplia de su talento.

4 comentario en “Tainted Love / Stewart Home

  1. Ah! Y ya que veo que comentas lo del prólogo de Javier Calvo… un escritor que me flipa, le he leído todos excepto los 3 últimos (le perdí la pista, creo que se fue a vivir a los USA como última noticia…). Solo tengo ‘El jardín colgante’ los otros los pillé en la biblio porque el tío es buenísimo, mis preferidos: ‘El dios reflectante’ (este es un pasote) y uno muy pequeñito que también publicó Alpha Decay titulado ‘Suomenlinna’…

    Salut!

    1. Tooomando nota!!!
      Pues un par de días después de haber hecho la reseña, volví a toparme con él en «Camposanto. Los cementerios ocultos de Madrid y Barcelona», de La Felguera. Que el notas se escribe la parte que corresponde a Barcelona.
      Después tuve que confirmar con un tercero que hablábamos de la misma persona, y sí. Añado tus chivatazos al «expediente».
      Gracias y saludinesss 😀

¿Algo que comentar?