Trainspotting / Irvine Welsh

Portada de Trainspotting (Irvine Welsh). Edición de la colección "Compactos Anagrama" (vol. 212 de dicha colección)
Portada de Trainspotting (Irvine Welsh). Edición de la colección «Compactos Anagrama» (vol. 212 de dicha colección)

Nota: entrada publicada en octubre de 2008 y revisada en julio de 2020.

En primer lugar he de confesar que esto lo escribo bastante despúes de haberme leído la novela, estoy tirando de archivo. Tengo el gusto de presentar la reseña de «Trainspotting» de Irvine Welsh, un clásico entre los clásicos.

Creo que puedo aprovechar el encierro propio de las épocas de exámenes para ir rescatando extractos de libros (en su mayoría no reseñados) que tenía colgados en otras plataformas. Vamos por la reseña.

Personajes del universo Trainspotting

Hace un par de meses subí la entrada de Escoria, otra novela de este mismo autor, Irvine Welsh. Con leer algo de su biografía basta para hacerse una idea sobre el tipo de realidad que describe en sus novelas. En la reseña de Escoria hice varias referencias a Trainspotting y, en concreto, a los cameos que hacen los personajes entre los libros de Irvine Welsh (ya publicaré más libros relacionados).

En Trainspotting los personajes principales son una panda de yonquis de mucho cuidao (adictos a la heroína principalmente). A destacar:

1) Sickboy: es el típico guaperas, chuleta, manipulador, perverso, misógino, politoxicómano como todos y con predilección por la cocaína (con todos los transtornos psicológicos que ello conlleva).
2) Spud: el bobalicón. Sin más. Un pobre desgraciado, buena persona y, por supuesto, yonqui también.
3) Begbie (Franco): un energúmeno hooligan, racista, homófobo y vicioso como todos los anteriores.
4) Renton: es el artista, el yonqui con inquietudes filosóficas. El reflexivo. El único que se plantea el quererse quitar de tó lo malo (♥ en la adaptación cinemátográfica este papel lo interpreta Ewan McGregor ♥)

Fotografía de la película de Trainspotting. De izquierda a derecha: Spud, Begbie, Renton y Sick Boy.

Estos 4 personajes serán los protagonistas principales de Porno (novela posterior en la que se relatan los hechos que suceden 1o años después de Trainspotting) y Skagboys (novela publicada posteriormente pero que temporalmente sitúa a los personajes antes de Trainspotting).

Esta foto corresponde a la película. De izquierda a derecha: Spud, Begbie, Renton y Sick Boy.

Todos ellos harán cameos en muchas otras novelas de Irvine Welsh.

Irvine Welsh y su estilo: las voces de Trainspotting

Trainspotting está escrito desde el punto de vista de diferentes personajes, cada uno tiene un registro propio. Welsh varía tanto la forma en que los personajes reaccionan o piensan (en función de los fantasmas que persigan a cada uno) como la manera que tienen de expresarse (las coletillas, la forma de hablar). Eso mola. Además, el tipo emplea bastante jerga, cosa que me gusta bastante.

Por otro lado parece que Welsh es bastante ingenioso a la hora de jugar con las palabras (sonidos, dobles intenciones) y el resultado podría perderse en la traducción (desde luego que lo harían con una traducción literal). La suerte es que el traductor (Federico Corriente) ha incluído muchas aclaraciones al respecto, cosa de agradecer.

Trainspotting: la trama

Referente a la trama no quiero destripar demasiado en la reseña. Pero grosso modo la cosa en Trainspotting es: conseguir pasta, desengancharse de las drogas y huir a Amsterdam. Todas esas intenciones están muy bien pero del dicho al hecho hay mucho trecho. Las situaciones que plantea Welsh y a las que se tendrán que enfrentar los personajes son de órdago. Me reí mucho, muchísimo.

Es un cachondo el Welsh. La entrevista de trabajo a Spud y SickBoy puestos de speed es hilarante.

«El aprendíz de gerente que me ha dado la bienvenida era un elemento muy espinilloso metido en un traje de corte elegante, con suficiente caspa en los hombros como para parecer un puñado de cocaína. Me entraban ganas de arrimar un billete enrollado al traje de aquel capullo. Su careto de tonto del culo y sus cráteres faciales arruinaban completamente la imagen que el sabihondo mierdecilla intentaba lograr. Ni siquiera en mis peores épocas de jaco he tenido yo semejante aspecto, pobre cabrito.»

Por otro lado, los escritos de Renton (que Renton, además, escribe) están plagados de reflexiones personales. Se corresponden con parte poética y filosófica de la novela.

«La macabra realidad de la muerte inminente puede ser exorcisada de boquilla si uno se esfuerza en invertir en la presente realidad de la vida. No creía en ello, pero ahora sí.
Por definición tienes que vivir hasta que mueres. Mejor hacer que esa vida sea una experiencia tan repleta y gozosa como sea posible, por si la muerte es una mierda, lo cual sospecho que es el caso

Y en cuanto a los dos que faltan, menudos retratos se marca Irvine Wwelsh. La forma de pensar de SickBoy y la de actuar de Begbie son para nota, son repulsivos, pero es una novela. Si he soportado a Ignatius Reilly ¿cómo no voy a soportar a estos dos?.

Conclusión de la reseña

A Irvine Welsh se le lee rápido, engancha, en Trainspotting te hace reír y a veces pensar. Sobre la adaptación al cine, creo que la conversión de novela en peli no se ha hecho mal del todo. Sin embargo, si pienso en la peli imaginando que no existe tal libro, me parece parece mucho mejor todavía.

Si pienso en la peli por un lado y el libro por otro, me flipan ambos. En cambio, si pienso que esa peli es la adaptación de la novela, es cuando empiezo a encontrarle defectos.

Dicho esto creo que queda claro que están más que recomendadas (la novela y la peli: no descartéis leer la novela solo porque ya hayáis visto la peli, please).

«No le conocerás por sus ruidos, sino por su silencio. Cuando venga a por ti, no vendrá gritando, anunciando sus intenciones, pero vendrá. Hala, hala. Adios.»

9 comentario en “Trainspotting / Irvine Welsh

  1. peeeeeeeeeeeeerrrrrrrrrrrrrrrrro como te gusta transcribir, yo paso por una fase de mygre que no hace otra cosa más que al ensalzar el lado obscuro, poner de manifiesto mi anhelo y prestigio por lo bonito, la realeza, lo real…

    AH!!! la fiesta será temática: angeles y demonios!!! y el jueves 20N copita en un pub auténtico con música propia del fotxi, de posguerra..

    y si quieres entrar.. ya sabes lo que has de traer.. y cambio: mendoza

    XxXx

    PD ofertas de docu en tu cuenta de gmai

  2. Muy buena tu crítica, me dan ganas de salir corriendo a conseguir este libro. Los textos entresacados son muy buenos, da la impresión que el libro es mejor que la peli…que, efectivamente, es la hostia. Recuerdo el comienzo, salen corriendo a la vez que uno de ellos va repasando cinicamente un estilo de vida «consigue amigos, consigue una nevera, consigue un televisor que te cagas….»
    jajajaja

  3. Trainspotting es uno de esos casos raros en los que la película está casi al nivel del libro, como pasa con Alta Fidelidad, por ejemplo.

    Muy interesante este blog! Un saludo señorita!;)

    P.D: Sí, el disfraz de quinceañera lo fui perdiendo poco a poco, te perdiste lo estupendo que estaba con coletitas^^

  4. No leí el libro, pero la película me encanta. Esa peli marcó a mi generación.
    Un saludo
    🙂
    P.D. Te recomiendo que veas la película en versión original con subtítulos. Es mucho mejor que doblada.

  5. Yo tampoco leí el libro, ví la película y me fascinó. Otra del tema que me gustó mucho es «El almuerzo desnudo».

    No sé si leería Trainspotting ahora; todavía tengo pendiente leer Yonqui que hace rato le vengo rondando pero siempre aparece otro libro y otro libro y…
    Un abrazo!

  6. Me he visto la película y me ha encantado de hecho ya me la he revisto unas cuantas veces. Me gustaría saber si merece la pena leerse el libro después de ver la película, puesto que es casi igual.
    GRACIAS

¿Algo que comentar?