Trick Baby / Iceberg Slim

Portada de «Trick Baby», de Iceberg Slim. Editorial anagrama, 2000. Colección "Contraseñas", v.181
Portada de «Trick Baby», de Iceberg Slim. Editorial anagrama, 2000. Colección «Contraseñas», v.181

Vuelve a hacer aparición en este blog Iceberg Slim, esta vez con su segunda novela: «Trick Baby». Cuando escribí la entrada de Pimp, allá por el 2008, dejé pendiente conseguir Trick Baby; visto lo visto, me ha llevado su tiempo, pero al final lo he hecho 😀 Aviso a los navegantes: no es sencillo conseguirla, está desctalogada y, a diferencia de Pimp (reeditada por Capitán Swing), aún no la ha vuelto a publicar nadie. Estaría bien que «alguien» (¡hola, editoriales molonas!) lo hiciese, Iceberg Slim es la bomba.

Iceberg Slim a.k.a. Robert Beck

Robert Muppins Jr., a quien la calle rebautizaría como Iceberg Slim, nació en 1918 en Chicago y murió en 1992 en California. Se crió solo con su madre, Phala, su padre los abandonó, pero salieron adelante. En su casa había la suficiente pasta como para ir tirando, llegó hasta a matricularse en la uni.

Robert pasaba bastante tiempo en la peluquería que regentaba Phala, donde veía llegar a los «Gs» proxenetas del barrio, que traían a sus «trabajadoras» a que se maqueasen. Se cegó ante el nivel de vida que aparentaban tener: el dinero, las joyas, las pibas y el poder que desprendían; así que, decidió que ese sería su negocio. Se dedicó a ser un chuloputas entre los 18 y los 42 años, hasta que acabó dando con los huesos en la cárcel.

En 1961, tras estar en aislamiento enchinorado durante 10 meses, decidió dejar el negocio de las putas. No podía competir con proxenetas más jóvenes y chungos. Se mudó a L.A. y conoció a la que se convirtió en su mujer y quien le animó a escribir Pimp.

A partir de ahí Iceberg Slim dejó escritas 8 novelas más, además de una autobiografía (The Naked Soul of Iceberg Slim: Robert Beck’s Real Story). Por desgracia, de toda esta amplia producción solo han sido traducidas al castellano Pimp y Trick Baby, ambas publicadas originalmente en 1967. Confío en que, antes o después, alguna editorial molona se anime a traducir y publicar el resto de la obra de este autor que tanto hizo por acercar la cultura al ghetto. Aholá.

Trick Baby: una historia de timadores

Si Pimp va de putas, Trick Baby va de timadores. En esta ocasión El Flaco es simplemente el canal a través del cual nos llega esta historia; no interviene en el argumento. La narración corre a cargo de Compadre Blanco, compañero de celda de El Flaco y timador profesional, quien relata lo que ha sido su vida junto a Blue, maestro y compañero de oficio, hasta acabar en el trullo (momento en que está contándole su historia a Iceberg).

El apodo «Compadre Blanco» le viene por el color de su piel, es un mestizo de piel blanca y ojos claros.

Siendo muy joven, conoce a Blue, quien le saca unos veinte años y que será su gurú del timo. El veterano, a diferencia de la mayoría de la gente, encuentra en el color de piel de Compadre Blanco una ventaja: esa piel le permitirá acercarse a blancos adinerados para engatusarlos sin despertar desconfianza. Es un filón para conseguir un montón de «primos con pasta».

Ahora puedes convertir esa piel blanca en una ventaja que a mí se me ha denegado.

A partir de entonces, Blue decide ocuparse de Compadre Blanco, y Blue será a White Folks lo que Mel es a Bobbie en Un día más en el paraíso: su «consorte» (compañero de timo).

Compadre Blanco (White Folks) y Blue

Blue y Compadre Blanco (no sé por qué en la contraportada aparece nombrado como White Folks, pero en la novela aparece como Compadre Blanco; me mola más White Folks) forman la pareja protagonista de esta historia. Su relación comienza con los roles de aprendiz-maestro: Blue es Yoda y Compadre Blanco su joven Padawan.

Tenía debilidad por los trajes azules. Colgados allí había trajes de color azul con rayas anchas, azul de cuadros, azul con rayas estrechas, azul huevo de colibrí y azul pizarra. Doce trajes azules en total.

Alumno aventajado, Compadre Blanco, irá aprendiendo y perfeccionando las estafas, hasta llegar a la altura del maestro. Ambos recorrerán el país buscando primos y practicando el timo de la estampita, el del chasco, el de la chimenea, el de las rocas y cualquier otro que ingenien. Lo cierto es que, por momentos, esta novela parece una guía de timos clásicos (cabe recordar que la historia de Trick Baby se desarrolla durante la primera mitad del siglo XX, donde no hay lugar para el phishing).

Trick Baby: la venganza de White Folk

Iceberg Slim se vio muy influido por Malcom X (tonteó con los Panteras Negras) y estaba muy comprometido con la comunidad negra. Este libro es un reflejo de ello, quiere dar testimonio de su historia y Compadre Blanco es el personaje perfecto para poder abordar la problemática.

Su abuela fue esclava en un campo de Georgia.

Durante la esclavitud, cuando niña, le enseñó a leer y escribir un criado mulato. Tras ser liberada, se trasladó a Ohio, donde se casó. Ella y su marido se construyeron una burda chabola en medio del campo.
Fue allí donde, durante años, se dedicó a enseñar a cientos de pobres e ignorantes ex esclavos sus mágicos secretos para leer y escribir. ¿La tarifa? Cerdos, pollos, cereales y demás monedas de cambio rural.

Su madre curraba de camarera en un garito de Nueva Orleans y su padre era un músico blanco que trabajaba en la calle Bourbon. Se conocieron, hicieron sus movidas y al poco apareció Jhonny: un bebé con la piel blanca y los ojos claros. Esto supuso que, desde que nació, le rechazasen blancos y negros.

Algunos negros te han odiado por que creían que, en realidad, eras blanco. Algunos te han desdeñado aun sabiendo que eras el hijo de Phala. Como eras un niño blanco, hijo de madre morena, tenían que odiarte. Para ellos simbolizas la violación de tu madre negra a manos de tu padre blanco

Pero, al fin, de adulto, gracias a la experiencia y a la templanza adquiridas, se transforma en un héroe para los suyos y es capaz de infiltrarse (cuando quiere) en el mundo de los privilegiados. Aprende a engatusarlos y termina vengando, en parte, como un Robin Hood del ghetto, las injusticias a las que se han enfrentado (y enfrentan) los suyos. Es su momento.

Otra joya de Iceberg Slim

Bueno, ni que decir tiene que me ha flipado. Para empezar, abre con una introducción de Ice T (el cual hizo un documental sobre Robert llamado Iceberg Slim: Portrait of a Pimp) que mola bastante:

«Lo que importa es que escribió estas novelas despues de haber vivido lo que relata en ellas. El hecho de que fuera capaz de tomar el camino opuesto al que seguía, y convertirse en escritor, fue lo que me indujo a decirme: ¿Por qué no? Yo también puedo salir de esto y convertirme en un ser útil para los demás».

Luego viene la novela. Siempre me han gustado las historias sobre golfos y timadores, y esta no ha defraudado. Si además le añades que los personajes molan mucho (tanto sus roles como la forma en que evolucionan, conjunta e individualmente) y que tiene sus dosis de crítica social, costumbrismo del ghetto, amistad, amor y un montón de jerga, resulta un libro superjugoso. Iceberg Slim sabe narrar para no aburrir, emplear la crudeza justa, y poner a sus personajes a dialogar. Incluso a veces, casi, casi, le entra la vena poética:

«La dorada primavera brotó con sus perennes promesas de belleza y amor para los bobos. Para mí, sin embargo, trajo la excitante un promesa del timo».

En fin, que me lo he flipao, ha resultado el complemento perfecto para Pimp. Si leíste Pimp y te moló, este también lo hará. Y si no has leído Pimp, pero te mola el realismo sucio y/o las historias tipo blaxplotation, lo mismo digo. Esto es literatura guapa procedente del ghetto, directa al sillón de tu queo.


Algunos fragmentos de Trick Baby, de Iceberg Slim

«Mira, cielo, este mundo, en realidad, son dos mundos. El mundo blanco y el mundo negro en el que ahora estamos. Si mamá se hubiera casado con un negro, tú no parecerías blanco. Entonces esos niños te querrían como a uno de ellos.
Si viviéramos en el mundo de los blancos y tuvieras la cara negra, los niños blancos se meterían contigo diciéndote palabras odiosas. No es culpa de los niños, ya sean blancos o negros. Son sus papás y sus mamás los que envenenan sus mentes con un odio espantoso hacia el color de la piel.
Johnny, tienes que estar orgulloso y ser fuerte. No dejes que el odio y lo monstruoso te arrastren».

«—Blue, ¿qué querías decir con lo de que Red el Sucio se habia vuelto loco timando? Dijo:

—Timar es mentir. Red se ha pasado cuarenta años mintiendo. Al final su cerebro está tan pasado de rosca y envenenado por las mentiras que ya no distingue entre la verdad y la mentira».

«El Gordo era incapaz de pescar a los primos con tacto. No sabía caerles bien a la primera. Su personalidad fría y distante era negativa para la pesca. Supongo que la larga condena que se comió en la trena acabó con su encanto».

«—Esos pobres negros harapientos que ves camino de la iglesia no saben que, si existe Dios, es sordo a las oraciones de los negros. Es un mundo blanco y Dios es blanco. Entonces, ¿para qué voy a perder el tiempo si, de todas formas, no va a escucharme? Blue, todo lo que he visto desde aquel día me ha demostrado lo cierto de sus palabras. Ahora bien, si no corriera sangre negra por mis venas, a lo mejor hubiera intentado llegar a Sus oídos mientras crecía. Pero así sé dónde tengo los pies. Él no me quiere y yo no tengo ningún interés por Él. Ésa es la pura verdad.

Blue dijo:

—Compadre, ésa es una postura inteligente. Pero yo estoy con vencido de que Dios no existe. Creo que la Biblia fue escrita por la banda más lista de timadores blancos de mierda que han cagado entre dos sandalias».

2 comentario en “Trick Baby / Iceberg Slim

¿Algo que comentar?