Exhalación / Ted Chiang

Portada de «Exhalación», de Ted Chiang. Ed. SextoPiso, 4ª ed. oct. 2020. Trad. Rubén Martín Giráldez
Portada de «Exhalación», de Ted Chiang. Ed. SextoPiso, 4ª ed. oct. 2020. Trad. Rubén Martín Giráldez

Estreno este 2021 con la reseña de un conocido libro de relatos: «Exhalación», de Ted Chiang. Siempre he sido más de novela que de relatos, pero he de decir que estos me han encantado (en su mayoría). Casi todos son lo suficientemente largos como para que te sumerjas en cada una de sus historias como si de una novela se tratase. Contiene nueve cuentos que suman 335 páginas, lo cual ofrece margen de sobra para conocer de qué pie cojea Ted Chiang si, como yo, no habéis leído nada de él.

Se le califica como escritor de ciencia ficción, pero esta definición se queda corta puesto que sus narraciones también contienen grandes dosis de filosofía. Me ha encantado la mente de Chiang (científica, imaginativa y crítica) y la mayoría de los relatos, pero hay que saber que se trata de una lectura que requiere concentración, no es un simple entretenimiento. Ponte las pantuflas, acomódate bien en el sillón orejero y prepárate para cuestionarte otras realidades.

Ted Chiang: filosofía y ci-fi

Ted Chiang (EE.UU., 1967) es un escritor con ascendencia china que lleva creando desde muy joven. Estudió Informática y trabaja como redactor de manuales de software. Con 12 años leyó La Fundación, de Isaac Asimov, y le marcó profundamente. Antes de leer Exhalación desconocía cualquier dato biográfico del autor, me he informado al escribir la reseña y, la verdad, es que estos detalles cuadran perfectamente con la impresión que me he llevado de su obra.

Su ciencia ficción está completamente plagada de filosofía, lo cual puede calificarse como ficción filosófica. En este aspecto, el propio Chiang lo justifica en una entrevista comentando lo siguiente:

La ciencia ficción está preparada para abordar cuestiones filosóficas: la naturaleza de la realidad, lo que significa ser humano o cómo sabemos lo que creemos que sabemos. Cuando los filósofos proponen experimentos de pensamiento como una manera de analizar ciertas cuestiones se asemeja a la ciencia ficción. Creo que la filosofía y la ciencia ficción encajan bien.

Entrevista a Ted Chiang en BoingBoing (22/07/2020)

Una de sus novelas cortas (La historia de tu vida, publicada en 1998) ha sido adaptada a la gran pantalla bajo el título «La llegada», quizás la habéis visto. No es descartable que antes o después caigan más películas o series basadas en sus cuentos. Y tampoco sería descabellado pensar que los creadores de (la magnífica serie) Black Mirror sean fanáticos de Chiang, es del rollo.

Exhalación y otros cuentos

Exhalación es el título de uno de los nueve cuentos recopilados en este libro. Todos tienen en común que presentan realidades o artefactos que sobrepasan los límites de la realidad actual, pero en muchos casos pueden parecer factibles en un tiempo no muy lejano.

El tiempo para Ted Chiang

El primer cuento se llama «El comerciante y a la puerta del alquimista» (uno de mis preferidos) y trata de portales en el tiempo. El protagonista es una especie de Marty McFly de Egipto, y su Doc sería un viejo anticuario. El tiempo (el origen, el pasado y la memoria, el futuro y su adivinación) es uno de los temas recurrentes en el libro.

«Hay cuatro cosas que no vuelven: lo dicho, la flecha disparada, el pasado y las oportunidades perdidas»

Ejemplo de ello es el cuento «La verdad del hecho, la verdad del sentimiento», donde se plantea un sistema llamado Remem que almacena nuestros recuerdos de forma fidedigna desde nuestro nacimiento.

¿Cuáles serían las consecuencias cuando la gente pueda asegurar que recuerda su infancia? (…) Una parte de mí quería frenar esto, para preservar la capacidad de los niños de ver el comienzo de sus vidas filtrado a través de una gasa, para evitar que esas historias de los orígenes sean reemplazadas por vídeos fríos y desaturados.

Hasta el momento puede pareceros poco original, puesto que son cuestiones que se han planteado de forma parecida en otras obras (literarias o cinematográficas). Sin embargo, aunque no os sorprendan estos supuestos, las historias en las que están integrados consiguen que, como lector, tu cerebro no pare de reflexionar sobre las posibilidades que hay de que esto ocurra, cómo reaccionarías o de qué lado te pondrías tú.

Distopías y realidades paralelas

Además del tiempo o la memoria, son muchos los temas que se abordan en estos cuentos. Nos habla de realidades virtuales, de prismas a través de los que podemos ver otras versiones de nosotros mismos, de crianza y educación o de un distópico pulso entre ciencia y religión.

Le dije que la ciencia puede ser un bálsamo para nuestras heridas, pero que eso no debería ser la única razón para perseverar en ella. Le dije que tenemos el deber de buscar la verdad. -La ciencia no es solamente la búsqueda de la verdad -me respondió-. Es la búsqueda de un propósito. Y a eso yo no tenía respuesta. Siempre he dado por hecho que lo uno y lo otro eran la misma cosa, pero ¿y si no lo son?

Los asuntos que trata llaman a la reflexión, a arrugar la frente, de ahí que me haya parecido un libro bastante sesudo. Conforme iba leyendo, había momentos en los que me quedaba con la mirada perdida, pensando en lo que se acababa de plantear, intentando adivinar qué iba a suceder, imaginando qué haría en esa situación. Es decir, terminaba con la misma sensación que cuando finaliza un capítulo de Black Mirror (perdonad que me repita).

Conclusiones de Exhalación, de Ted Chiang

Exhalación me ha resultado un libro muy interesante que ha requerido toda mi atención y en cuya lectura he puesto los cinco sentidos. Uno de los motivos por los que hay que leer estando concentrada es que, al tratarse de cuentos con temática ci-fi, hay ocasiones en las que los tecnicismos empleados pueden despistarte un poco. Son nueve cuentos, difícilmente pueden haberme gustado todos por igual, pero la media se ha mantenido en el notable alto. Solo hay un cuento que no me ha aportado prácticamente nada: «El gran silencio» (el de los papagayos). Desde mi punto de vista sobra.

Merece la pena mencionar que tras los cuentos hay un capítulo con aclaraciones del autor, aquí es donde el propio Chiang comenta en qué se ha basado para escribir cada uno de los relatos. Se nota que es un escritor bastante científico, da la impresión de que se sintiera obligado a especificar sus fuentes y estudios anteriores. Me parece muy entrañable que sea tan transparente respecto a sus influencias.

Libro recomendado para aquellos que disfruten leyendo sobre distopías, sobre filosofía, realidades alternativas o paralelas, inteligencia artificial o adelantos tecnológicos. A pesar de abordar temas abstractos, están tan bien integrados en historias normales y corrientes de familias, parejas, amistades o entornos laborales, que consigue convertirlo en algo tangible y real.

Ted Chiang te lleva a pensar que todo lo que nos cuenta es posible que ocurra, ahora o dentro de unos años, pero te convences de que terminará ocurriendo. Exhalación ha sido una buena forma de acercarme al autor, una magnífica panorámica de lo que puede ofrecer. Seguiré indagando en su obra, seguro.

2 comentario en “Exhalación / Ted Chiang

¿Algo que comentar?