Manual revisado del Boy Scout / William S. Burroughs

Portada de «Manual revisado del Boy Scout», de William S. Burroughs. Ed. La Felguera. Colección Narrativas del desorden. Il. portada: Mario Riviére
Portada de «Manual revisado del Boy Scout», de William S. Burroughs. Ed. La Felguera. Colección Narrativas del desorden. Il. portada: Mario Rivière

Cierro este 2020 con la reseña de un ensayo, un manual incendiario de William S. Burroughs y titulado como «Manual revisado del Boy Scout». Un tesoro que te quema en las manos y hará las delicias de los espíritus más rebeldes y antisistema, además de las de los seguidores de Burroughs. Una obra que estuvo muchos años a la sombra por miedo del autor a meterse en problemas con el gobierno inglés. Es el God Save the Queen de los Sex Pistols antes de los Pistols, es el Anarchist Cookbook antes de ese .txt que te descargaste de Internet a mediados de los 90. Para muchos es la obra irreverente, desvergonzada e irrespetuosa de un punki que lo era sin saberlo; para otros (además de todo lo anterior) un ensayo de valor incalculable.

A fin de cuentas, es un compendio de formas grotescas de cargarse la infraestructura de una pseudodemocracia algo ridícula pero aun así hipócrita, deshonesta, llena de prejuicios, injusta, económicamente desequilibrada, dogmática, dividida en clases, elitista, opresiva, anticuada y arrogante, un país desunido, lleno de desigualdades y SIN carta de derechos, entre una letanía mucho más larga de pecados y defectos. Y para rematar esa crítica y su menú de formas de destruir ese país, el estribillo es «A TOMAR POR CULO LA REINA…»

Prólogo de Genesis Breyer P-Orridge

Burroughs y su Manual revisado del Boy Scout

William S. Burroughs tocó muchos palos (novela, ensayo, crítica social, artes visuales) e influyó en una gran cantidad de artistas alternativos, antes y ahora. Hoy en día, ya fallecido, alcanza la categoría de mito y padre de los Beatniks (aunque no le gustaba nada esa etiqueta). Como tal, en este blog ha aparecido muchas veces, es posible que sea uno de los autores a los que más entradas he dedicado en estos trece años.

Este manual fue escrito en 1970, aunque no se publicó por miedo a represalias políticas. Por el contrario, Burroughs destruyó el manuscrito, pero dejó grabado en cintas dicho contenido y se las legó a Genesis . Existen tres cintas donde el propio autor narró su contenido incluyendo toda la puntuación y saltos de párrafo marcados en voz alta en los momentos indicados. Sin embargo, solo la primera cinta es la que contiene el presente Manual revisado del Boy Scout, las otras dos cintas contienen otros textos y fragmentos que empleó en otras obras.

este manual, que puede ser leído como un documento terrorista o una gran comedia, se enterró en el tiempo y tardó más de una década en ser publicado. Hasta que lo hizo en 1982, pero en una revista entonces marginal. Sin embargo, el impacto que produjo entre punks, disidentes culturales, anarquistas, amantes del surrealismo y de dadá, fue enorme, como si todos ellos esperasen que su ídolo les hablase de esa forma y, al mismo tiempo, diera instrucciones para un levantamiento generalizado.

En el prólogo escrito por Genesis P-Orridge (artista, música experimental y escritora trans) nos relata cómo conoció a Burroughs y cómo se hizo con dichas cintas, prometiendo no publicar nada de su contenido sin la aprobación del tito Bill. Fue en 1982 cuando consintió su publicación, cosa que hizo V/Vale en la revista Re/Search de San Francisco.

Manual revisado de los chicos salvajes

El Manual revisado del Boy Scout de William S. Burroughs es, en realidad, un breve Manual de los chicos y chicas salvajes que consta de pocas páginas (la transcripción de las tres cintas suman 36 páginas mecanografiadas y este manual es solo la primera cinta, así que calculad) que contiene un semillero de ideas y planes subversivos más o menos germinables.

En esta edición de La Felguera (colección Narrativas del desorden) el manual viene precedido de dos prólogos: el de Genesis P-Orridge y otro por parte de propia editorial (supongo que la pluma de Servando Rocha está ahí). La edición es una maravilla: guardas negras de calidad, textos en otro color, fotografías e ilustraciones antiguas y una portada muy adecuada (negra, rugosa y con tipografía e ilustración en dorado). En la portada, la guinda es la ilustración de Mario Rivière (colaborador habitual en La Felguera) que muestra a un Boy Scout saludando y empuñando una botella rota (¡a que te rajo!)

Para que os hagáis una idea de lo que contiene, los títulos de los capítulos del manual son los siguientes:

  • Armas y tácticas revolucionarias
  • Listas de Asesinatos
  • Asesinatos al azar
  • Armas químicas y biológicas
  • Guerra biológica propiamente dicha
  • Infrasonidos
  • Radicaión letal de Orgones
  • Armas de perturbación, agitación y subversión
  • Notas para escribir una revolución mundial

Creo que con este índice queda claro.

Conclusiones del Manual revisado del Boy Scout, de William S. Burroughs

Obra fetiche para seguidores de Burroughs y para espíritus subversivos, edición para guardar como oro en paño (o sin el como, dada la tipografía dorada de la portada). Un documento escandaloso que -según en qué ambientes te muevas y quién te investigue- podría ser utilizado en tu contra.

[No lo digo de coña, no será la primera vez que algún colectivo anarquista se haya enfrentado a acusaciones de terrorismo apoyándose en publicaciones que atesoraban. Ejemplo de ello es el manual Contra la democracia y las personas relacionadas con este (podéis leer un interesante artículo aquí).]

Conspiraciones al margen (¿quién, en su sano juicio, iba a tomar en serio la radiación de orgones?), se trata de un ensayo muy divertido, cargado de crítica social y crítica en general al orden establecido, orden que se pretende destruir.

Gracias al armamento pesado, el cinco por ciento de la población puede someter al noventa y cinco por ciento restante por medio de la fuerza.

En fin, un texto en forma de golpe directo al sistema de antes (al de 1970, cuando se escribió) y de ahora. Muchas de las ideas que aparecen plasmadas en este Manual revisado del Boy Scout son reconocibles en nuestros días, cincuenta años después de que la imaginación de Burroughs se pusiera a echar humo y terminase escupiendo este incendiario ensayo.

La burocracia española, que empieza siempre con un cabrón incompetente, perezoso, desho nesto y superfluo que luego llena su despacho con sus parientes incompetentes y los pone a todos a rellenar formularios absurdos, debe ser atacada en su raíz. Hay que destruir todos los impresos y registros


Fragmentos del Manual revisado del Boy Scout

2. Se prepara un panfleto con caricaturas obscenas que cubra a la familia real de insultos abyec tos. Se manda el panfleto a los miembros de los mejores clubs, a los parlamentarios conservadores, oficiales y caballeros al Servicio de su Majestad. La primera oleada se cobra un número importante de victimas de ataques al corazón y apoplejías en los fríos pasillos de los clubs privados… murmurando imprecaciones a los colmillos de elefante amarillentos de las paredes… alejándose por caminos rurales blandiendo paraguas y bastones con gesto amenazador. Inglaterra ya está fermentando como una barrica enorme de cerveza amarga.

Es una ley muy antigua: destruye los ídolos y destruirás la estructura social. Los ídolos no suelen ser tan fáciles de encontrar. 

Un pensamiento en “Manual revisado del Boy Scout / William S. Burroughs

¿Algo que comentar?