5 Jotas / Paco Gómez Escribano

Portada de "5 Jotas", de Paco Gómez Escribano. Editorial Alrevés.
Portada de «5 Jotas», de Paco Gómez Escribano. Editorial Alrevés.

Hoy traigo la reseña de una novela negra, de barrio, escrita por uno de los autores contemporáneos cuyas publicaciones llevo años siguiendo de cerca. Me refiero a «5 Jotas» (publicada este 2020) y su autor, Paco Gómez Escribano, el cual ya ha hecho aparición en este blog anteriormente. Una vez más (habiendo leído Yonqui, Lumpen, Manguis y Prohibido fijar cárteles, todas novelas suyas) no defrauda, me lo he ventilao en un pliqui y sospecho que recordaré tanto el argumento como los personajes durante mucho tiempo.

5 Jotas: el barrio

Paco Gómez Escribano, a mi parecer, es uno de los autores que mejor da voz a los barrios, grita en nombre de ellos (quizá por eso otra de sus novelas se titula «Cuando gritan los muertos») y critica a la sociedad moderna. A través de la novela negra y sus tramas (más o menos elaboradas) pone el foco sobre la cara B de las ciudades y refleja fielmente ese entorno ante el que muchos (por no querer ver) retiran la mirada. Si no lo ves no existe, ¿no? Pues aquí está Paco para dejar claro que existió, existe y seguirá existiendo.

lleva su barrio metido tan dentro que no se lo podrán sacar ni haciéndole un exorcismo de esos que salen en las películas. No lo comprende. Es algo irracional, difícil de explicar

5 Jotas arranca en Canillejas, que es precisamente el barrio del autor. Por eso sus novelas huelen a realismo, hiperrealismo sucio: Paco Gómez Escribano sabe perfectamente de lo que habla y cómo se habla (o cómo siguen hablando algunos). Uno de los puntos que más te llamarán la atención la primera vez que leas sus novelas será el lenguaje que emplean sus personajes.

-Pos mira, si puedes pasarte por mi chiringuito te lo cuento, que por teléfono no me mola. Yo no puedo hacer lo, lo mío sería una comisión. Y como me dijiste que tú ya habías currado de eso otras veces, he pensao en ti. Hay bacalao que te pasas.

-¿Mucho bacalao?

-Mejor te vienes pacá. En cuanto te chote la movida ya verás cómo lo chanelas.

-Dabuten, tío. ¿Te va bien ahora?

5 Jotas: el otro oro

La mayoría de la gente cuando escucha 5 Jotas sabe perfectamente de qué se está hablando: ese jamón de bellota que solo de pensarlo hará que empieces a salivar (otra cosa es que lo hayas podido catar). En esta novela Paco Gómez Escribano presenta un palo que pretenden dar dos viejos colegas (el Charli y el Banderines) solo que esta vez no se trata de asaltar un furgón blindado, una joyería o un banco, sino de atracar un almacén de jamones. Me ha parecido muy original este aspecto, creo que no hay ninguna otra novela en que este sea el codiciado botín.

Una vez se plantea cuál va a ser el golpe, la novela nos cuenta minuciosamente cómo lo preparan, cómo lo dan, cómo se desarrolla la investigación por parte de los picoletos la Guardia Civil y el desenlace final. En este aspecto quiero destacar que me ha fascinado cómo se detalla la preparación del golpe.

La explicación es muy minuciosa, ¿cuánta peña necesitamos? ¿qué función tendrá cada uno? ¿cuándo se hará el golpe? ¿qué tipo de logística necesitamos?. Todo es analizado cuidadosamente por el Banderines, que es el cerebro de la operación (y ¡qué cerebro! nada más y nada menos que con 180 de coeficiente intelectual: un genio). No recuerdo muchas novelas en las que se explique el proceso así, para mi gusto le da bastante credibilidad a la historia. No paras de decirte, ¡joder, qué listo el cabrón, lo tiene todo controlao!

5 Jotas: el Banderines, Nora, Charli y el Pestañas

Ya os he hablado un poco de El Banderines, que es quien se encargará de organizar y planificar el asalto al almacén. Su antiguo colega Charli acude a él con la idea del golpe (ha recibido un chivatazo) sabiendo que Banderines es bastante más listo que él, prueba de ello es que nunca le han pillado en . Banderines y Charlie, Sherlock y Watson, Batman y Robin, Sam y Frodo, Han Solo y Chewbacca: ese tipo de relación.

Ellos dos solos no pueden dar el palo, está claro, tendrán que reclutar una banda. Así, aparece en escena «el Pestañas» que es, sin duda, mi personaje preferido. ¡Un jáquer (hacker)! Qué ilusión me ha hecho ver este tipo de personaje en una novela de Gómez Escribano, como buena fricaza del quince me ha dado en la patata.

El Pestañas es uno de esos tipos pertenecientes a una generación que se dejó fascinar por los primeros ordenadores personales. Empezó programando un Sinclair ZX Spectrum de 16 kilobytes de memoria RAM y continuó haciendo sus pinitos informáticos con un Commodore de 64 kas, todo un avance para aquellos tiempos. Mientras los demás críos del barrio jugaban al fútbol, al rescate, a las chapas o a las bolas, el Pestañas se dejaba los ojos en primitivas pantallas que hoy en día estarían prohibidas por ley. Los niños de su clase empezaron a leer tebeos y novelas del Oeste, pero él prefiere programar sus maquinitas, pasando a ser el niño raro de la clase y del barrio.

Así, sin llegar a marear al lector, Gómez Escribano despliega sus conocimientos (es ingeniero técnico industrial en la rama de electrónica y profesor de FP) para darle todavía más realismo a la historia. Los tecnicismos y explicaciones que aparecen no forman parte de la ciencia ficción, es la realidad pura y dura.

Y queda Nora, de la que no quiero contar nada porque merece la pena que os sorprenda. A mi parecer, el Pestañas, el robo de los jamones y la historia que envuelve a Nora son los puntos más originales de la novela. ¡Genial, Paco!

Conclusiones de 5 Jotas de Paco Gómez Escribano

5 Jotas de Paco Gomez Escribano es otra novela negra de barrio más, sí, como las anteriores, pero en absoluto te da la sensación de estar leyendo lo mismo de nuevo. Está claro que el ambiente en el que se mueven los personajes, su rollo, su pasado y sus «costumbres», son compartidas por muchos de los personajes de las novelas anteriores, pero 5 Jotas contiene bastantes sorpresas.

Además, hay que destacar la banda sonora que envuelve a la novela: el blues. No soy una gran conocedora del género, he de reconocerlo, así que en más de una ocasión, conforme leía, fui buscando los temas o cantantes que se mencionaban. Mientras escribo esta reseña suena de fondo Big Mama Thornton (¡qué descubrimiento!). No hay duda de que este tipo de música le va como anillo al dedo al Banderines y a la novela, estos quejíos negros aportan profundidad y contraste a la escala de grises en la que se mueve 5 Jotas.

Me ha gustado mucho, como todas las novelas suyas que he leído hasta ahora, pero en esta ocasión además me ha sorprendido bastante. Es una novela cargada de personajes tremendamente humanos y reales (algunos quizás anclados en el pasado) que consiguen intrigarte, hacerte reír e incluso conmoverte (la historia de Banderines y su madre emociona a cualquiera). Como siempre, ha sido un auténtico gozo leer esta novela de Paco Gómez Escribano.

¡No somos ná!


Algunos extractos de 5 Jotas

La Puri le pasa un porro y después sigue saludando a a la gente: el Lucky, el Mochuelo, el Pirri, el Tijeras, el Pipo, el Chinao, el Botas… Al cabo de unos minutos está totalmente integrado, como si no hubiera pasado el tiempo, pide otra copa y después otra. Esnifa otra raya y después otra. Entre medias no hay colega que no le pase un canuto. Total, que se lía. Ya no hay control. (…) El bar del Félix, frenopático de todo a cien.

La vista empieza a nublársele. Ha visto a muchos yonquis, a muchos borrachos, a muchos hombres y mujeres beber y ponerse hasta matarse, riendo y bailando de camino hacia la tumba. Lo del Félix es eso, un apeadero de mala muerte en donde todos esperan un tren hasta el infierno. Él no tiene ninguna prisa por morirse, pero no puede evitar visitar este y algunos otros apeaderos, solo de vez en cuando, porque le fascina la actitud de esos pasajeros ante la proximidad del fin: pasan de todo

Madrid nunca duerme. Cuando unos cierran los ojos, otros los abren. En cualquier caso, hay que salir allí, cada día, a partirse la cara con quien sea y salir airoso de todas y cada una de las batallas de una jungla en la que a veces el rey de la selva no es el más fuerte, sino el más inteligente o el que menos escrúpulos tiene, o, sencillamente, ese que está en el momento justo en el lugar adecuado.

-¿Quién es el autor? -El director mira el nombre del autor en la portada.

-No lo conozco.

-Ni usted ni nadie. En este país los genios pasan bastante desapercibidos. Lo que se fomenta es la mediocridad y la corrección política.

2 comentario en “5 Jotas / Paco Gómez Escribano

¿Algo que comentar?