El arte de amar / Erich Fromm

Portada Erich Fromm - El arte de amar (Ed. Círculo de lectores)

El arte de amar es el segundo libro de Erich Fromm que leo, el primero fue Ética y Psicoanálisis (que también tiene reseña en el blog) y me ha gustado también mucho. Antes de empezar con la reseña, me vais a permitir que haga un inciso sobre algunas librerías y editoriales (que siempre tienen cabida en este blog).

Inciso: algunas librerías y editoriales especializadas

Como decía, antes de El arte de amar adquirí Ética y psicoanálisis en una librería especializada que os voy a recomendar. Se trata de otra librería -de aquí, de Madrid- que está muy cerca de la «Multilibro» (de segunda mano y que también he recomendado en alguna otra ocasión. Por ejemplo en la entrada de El inmoralista/André Gide).

Esta que quiero recomendar también se encuentra en la calle Fernando el Católico, pero tirando más hacia Moncloa, en concreto en el nº 86 justo en frente de las paradas del 16 y del 61. Esos autobuses los he estado cogiendo durante años, razón por la que tantas veces he acabado con la nariz pegada al escaparate. Se llama Juan Rulfo y es una filial del Fondo de Cultura Económica (precisamente la editorial del ejemplar de Ética y Psicoanálisis).

Sobre el Fondo de Cultura Económica me hablaron en una asignatura de la carrera, «Historia de la cultura escrita: evolución material», en el tema sobre el libro en el Siglo XX. Te tenías que aprender unas cuantas editoriales. El Fondo de Cultura Económica lleva publicando desde 1934 cuando fue fundada por Daniel Cosío Villegas. La finalidad de la editorial ha sido siempre principalmente didáctica: economía, políticas, derecho, filosofías, sociología, historia, etc. Así que tanto la librería como la editorial siempre serán buenas referencias para localizar obras sobre estos temas.

¿El arte de amar en el Opus?

Lo que más me ha sorprendido conforme preparaba la entrada ha sido encontrar partes de la obra en páginas web del Opus Dei, joder, con lo libreral que era el notas este. La impresión que me dal al leer a Fromm, es que es un tipo sin mayor pretensión que la de exponer aspectos psicológicos/sociológicos sin juzgar a las personas.

La atracción sexual crea, por un momento, la ilusión de la unión, pero, sin amor, tal «unión» deja a los desconocidos tan separados como antes.

Visto lo visto, parece que lo tiene claro. Mas no por ello critica a los que elijan formar parte de ese tipo de no-uniones. Y no sé por qué intuyo que a este mismo párrafo alguno del Opus Dei le añadiría un: «y además es pecado e irán al infierno».

Tipos de amor. La fe

A parte de la importancia que se le da al tema de la relación amor-sexo en El arte de amar, Fromm hace hincapié en que no existe un único tipo de amor, sino varios: fraternal, materno, erótico, religioso y propio. Muy acertado si lo pensamos bien. Sobre la fe también se explaya puesto que amor y fe (y de esto estoy completamente segura sin necesidad de leérselo a ningún gran pensador) están íntimamente unidos. En palabras de nuestro amigo Erich Fromm:

«El amor es un acto de fe, y quien tenga poca fe también tiene poco amor.»

Otro de los aspectos que se repite en El arte de amar y ya aparecía en «Ética y psicoanálisis» es la caracterización del hombre moderno como mercantil, comerciante de cualquier objeto susceptible de ser canjeado. Por objeto entendemos tanto a nivel material como espiritual. Siempre esperando a recibir algo a cambio. Ese algo, ese SOMA (acogiéndosnos al paralelismo que plantea con El Mundo Feliz de Huxley) que adopta multitud de formas.

El mundo es un enorme objeto de nuestro apetito, una gran manzana, una gran botella, un enorme pecho; todos succionamos, los eternamente expectantes, los esperanzados -y los eternamente desilusionados-. Nuestro carácter está equipado para intercambiar y recibir, para traficar y consumir; todo, tanto los objetos materiales, como los espirituales, se convierten en objeto de intercambio y de consumo.

La igualdad y la «polaridad de sexos» para Fromm

Por último voy a destacar un tema que se trata en este Arte de amar de Fromm y considero que está más de actualidad que nunca: el asunto de la «igualdad» y lo que llama «la polaridad de los sexos». Su posición puede resultar, cunto menos, polémica.

«La proposición de la filosofía del iluminismo, l´ame n’a pas de sexe, el alma no tiene sexo, se ha convertido en práctica general. La polaridad de los sexos está desapareciendo, y con ella el amor erótico, que se basa en dicha polaridad. Hombres y mujeres son idénticos, no iguales como polos opuestos. La sociedad contemporánea predica el ideal de la igualdad no individualizada, porque necesita átomos humanos, todos idénticos, para hacerlos funcionar en masa, suavemente, sin fricción; todos obedecen las mismas órdenes, y no obstante, todos están convencidos de que siguen sus propios deseos. Así como la moderna producción en masa requiere la estandarización de los productos, así el proceso social requiere la estandarización del hombre, y esa estandarización es llamada «igualdad».»

Respecto a esto, me gustaría saber qué opinión le merece que existan y hayan existido (antes que él, antes que todos nosotros) sociedades con géneros múltiples que rompen con el modelo binario y con el dimorfismo biológico (como se explica en este artículo de la Universidad de Vigo).

Conclusiones

Erich Fromm es bastante legible, es fácil seguir el desarrollo de sus teorías sobre «El arte de amar». En algunos casos estarás de acuerdo, en otros es posible que no, pero merece la pena leerle. Te obliga a reflexionar, replantearte tu postura y finalmente sacar cada una sus propias conclusiones.

La mayoría de la gente ni siquiera tiene conciencia de su necesidad de conformismo. Viven con la ilusión de que son individualistas, de que han llegado a determinadas conclusiones como resultado de sus propios pensamientos – y que simplemente sucede que sus ideas son iguales que las de la mayoría. El consenso de todos sirve como prueba de la corrección de ‘sus’ ideas.

Muy recomendado para quienes quieran leer algo de ensayo, de los pensadores más relevantes, sobre el asunto del Amor. De Platón a Erich Fromm.

Lo menos que puede decirse del amor es que implica una reacción a las necesidades inexpresadas entre dos seres.


Otros extractos de «El arte de amar» de Erich Fromm

«El amor erótico es exclusivo, pero ama en la otra persona a toda la humanidad, a todo lo que vive. Es exclusivo sólo en el sentido de que puedo fundirme plena e intensamente con una sola persona. El amor erótico excluye el amor por los demás sólo en el sentido de la fusión erótica, de un compromiso total en todos los aspectos de la vida, pero no en el sentido de un amor fraterno profundo.»

«La historia de la ciencia está llena de ejemplos de fe en la razón y en las visiones de la verdad. Copérnico, Kepler, Galileo y Newton estaban imbuidos de una inconmovible fe en la razón. (…) Al tiempo que la fe irracional es la aceptación de algo como verdadero sólo porque así lo afirma una autoridad o la mayoría, la fe racional tiene sus raíces en una convicción independiente basada en el propio pensamiento y observación productivos, a pesar de la opinión de la mayoría.»

Sólo la persona que tiene fe en sí misma puede ser fiel a los demás, pues sólo ella puede estar segura de que será en el futuro igual a lo que es hoy y, por lo tanto, de que sentirá y actuará como ahora espera hacerlo.

«Tener fe requiere coraje, la capacidad de correr un riesgo, la disposición a aceptar incluso el dolor y la desilusión. Quien insiste en la seguridad y la tranquilidad como condiciones primarias de la vida no puede tener fe; quien se encierra en un sistema de defensa, donde la distancia y la posesión constituyen los medios que dan seguridad, se convierte en un prisionero. Ser amado, y amar, requiere coraje, la valentía de atribuir a ciertos valores fundamental importancia -y de dar el salto y apostar todo a esos valores-.»

5 comentario en “El arte de amar / Erich Fromm

  1. Sigue leyendo, por favor.
    No me canso de leer tus reseñas sobre los libros y las antologías que rescatas de estos.

    Un saludo.

    Azhaag

  2. Qué interesante, me ha hecho pensar… sobre todo lo de la fe, no lo veo muy claro:

    "Sólo la persona que tiene fe en sí misma puede ser fiel a los demás, pues sólo ella puede estar segura de que será en el futuro igual a lo que es hoy y, por lo tanto, de que sentirá y actuará como ahora espera hacerlo”

    Pero, ¿quién puede estar seguro de eso? parece que para Fromm la fe implique renunciar a la duda, o a cambiar con el tiempo, que sea algo inamovible… Amén a lo demás, sobre todo cuando dice:

    "La mayoría de la gente ni siquiera tiene conciencia de su necesidad de conformismo…"

    Bicos

  3. Hola que tal, soy Alejandro Solòrzano , Te interesa poner anuncios de texto en tus blog.
    Puedes ganar hasta 50 euros AL MES por cada blog o web.

    Le rogamos nos remita los blogs , para poder revisarlos y calcular el nº de entradas aceptadas.

    Alejandro Solórzano

    Tel: (503) – 74532917

    Msn / Messenger : alejandromd5@hotmail.com

    Persona de contacto : Oscar Alejandro Solorzano

    Saludos cordiales.

  4. Chapeu por lo que has dicho sobre la igualdad, la mujer…

    Bon voyage.

¿Algo que comentar?